Friedrich Nietzsche

L'État , c'est ainsi que s'appelle le plus froid des monstres froids et il ment froidement, et le mensonge que voici sort de sa bouche : « Moi, l'État, je suis le peuple. »

Maxime Gorki

Le mensonge est la religion des esclaves et des patrons

dimanche 17 octobre 2010

El Siglo Malvado 12
Iossif Vassirionovitch Djougashvili - II

No hay una sola reforma religiosa, política o social, que nuestros padres no hayan estado forzados a conquistar de siglo en siglo, al precio de su sangre, por medio de la insurrección
— Eugène Sue, 1848


-II-

Academia del Zar



El diestro ladrón desprolijo


Por uno de estos azares alucinantes de la Historia, el pequeño Stalin lleva al nacer el apellido Djougashvili, que significa en Georgiano: djouga: "yugo" y vili: "hijo de". Su apellido, maravillosamente predestinado, significa pues en su lengua natal "el fabricante de yugos". En tal género, va a conocer toda una carrera. Es a una ‘success story’ más-que- hollywoodense a la que Le Crachoir ™ © le convida.

Los detalles de la vida de Iossif Djougashvili son rodeados de un halo de una ligereza artística del más bello efecto. Por ejemplo, su fecha de nacimiento es o bien el 18 de diciembre de 1878, o el 21 de diciembre de 1879. Hasta su muerte misma permanece vaga. Murió más o menos alrededor del 5 de marzo de 1953. Su nombre es objeto de un sfumato fascinante. A la Historia oficial le gusta mucho quedar en ridículo hablando del pequeño Stalin en el patio de la escuela, mientras que adopta este nombre de artista sólo en 1917. Primero apodado Sosso, Chopour (el alto y flaco), luego Koba (el oso), también operó bajo los seudónimos de Riaboy, Besoshvili, a Ivanov, Ivan Ivanovitch Vissarionovitch, Gaiov Vissarionov Nijeradjé, Oganes Vartanov Totomyantz, Zakhar Grigorian Melikantz, Peter Alexeievitch Chijikov, Vassiliev, V. Alexeev e Ivan Vassilievitch. Sólo para mostrar como las grandes ideas viajan, es (casi) gracioso señalar que también se llamó a Stalin "Vojd", (el guía), la palabra que se traduce al alemán como "führer".



Una estrella ha nacido!


El pequeño Iossif habría visto la luz en Gori, en la actual Georgia, hijo de un padre zapatero y de una madre modista, que le comunicaron sin duda respectivamente su amor inmenso por las botas y los trajes. Ciertos indicios permiten creer que el pequeño Iossif sería el producto ilegítimo de un idilio entre su bondadosa y devota mamá y un sacerdote vinculado a la familia. El padre legal de Iossif, Vassirion, aparentemente sospecha la verdad y se vuelve desabrido, alcohólico y violento. Inflige desde la más tierna infancia palizas intensas a su hijito tratándole de bastardo, de las que una de las más memorables dejará al chico con un brazo más corto que el otro, desventaja que conservará hasta el fin de sus días.


El sacerdote Koba Egnatashvili, probablemente padre biológico de Iossif, deviene rector de un colegio y lo toma bajo su ala. Egnatashvili va a cuidar constantemente a su turbulento protegido durante el curso de su infancia. En la adolescencia, se destaca entre otras cosas por infiltrar octavillas revolucionarias en el dormitorio común de la escuela, antes de denunciar a sus pequeños compañeros a las autoridades por posesión de literatura subversiva.

Exclaustrado, no termina la escuela, el pequeño Sosso va a dejarse arrastrar a una vida disoluta, cometiendo numerosas tropelías en la región. Se convierte en un hábil pequeño bandolero. Se especializa en la planificación de malas acciones. Bastante pronto arrestado, será liberado a cambio de su promesa de colaborar con la policía. Denuncia a los amigachos y gana rápidamente posiciones en el seno de la Okhrana.



Okhrana en lo alto de los cielos


En 1898, el jefe de la oficina moscovita de la Okhrannoe Otdelente (policía secreta del Zar, sección seguridad) se llama Sergei Vassiliev Zubatov. Está especializado en provocación. Él mismo ha sido enrolado en el marco de una operación típica de la Okhrana de la época. Arrestado en su juventud en tanto que miembro de un grupo de estudiantes militantes, fue reclutado en prisión y comenzó por hacerse soplón, luego agente, para subir eventualmente los escalones de la jerarquía policiaca.


La primera misión verdadera y documentada del joven Iossif por cuenta de la policía remonta a 1901. Tiene 22 años. Un escándalo engendrado por un golpe que los periódicos de la época califican de "provocación estilo Zubatov " alcanza a la Okhrana de Tiflis (Tblisi). El joven Djougashvili es implicado a fondo en el asunto, así como su amigo, el joven ladrón Kamo Somekhi. Ambos jóvenes imprimen octavillas revolucionarias y hacen recaer la culpa sobre los miembros de un círculo socialista, que denuncian a la policía. En resumida cuenta, Iossif rehace el golpe del seminario. Todos los miembros del círculo son arrestados salvo Iossif y Kamo.

La Okhrana contrata seguidamente a nuestro joven héroe para que se integre en las filas de los amotinadores, los huelguistas y los rebeldes que abundan en el sur de Rusia en la época. Participa pues en la desestabilización del imperio petrolero de Nobel y de Rothschild. El joven Iossif se hace llamar en lo sucesivo Koba y comienza a gozar de una reputación de sólido ladrón de banco.

Simple soplón al principio, se ve progresivamente confiar por la policía del Zar más y más misiones de infiltración de los movimientos revolucionarios. No le hace falta mucho tiempo a nuestra joven estrella en ascenso para establecer un lazo con los Bolcheviques, que están en búsqueda perpetua de capitales. Éstos les ofrecen a numerosos bandidos la protección estructural de su organización, a cambio de una parte de los botines. Llamamos expropiaciones a estos simples robos glorificados. En una serie improbable de golpes cobardes y golpes fallidos, será sucesivamente detenido, encarcelado, liberado, vuelto a encarcelar, exiliado, olvidado, evadido, apresado, liberado, vuelto a la cárcel, otra vez liberado, desterrado y perdonado. En ciertos medios, miramos un tipo como él y nos decimos "hum…".

Pero Iossif gana rango a una velocidad fulgurante y, por añadidura, de modo paralelo en sus tres papeles, el del bandolero, de agente del Zar y de revolucionario. Acusa uno al otro, denuncia éste a ésos… Y he aquí su carrera lanzada de verdad. Negocia en lo sucesivo directamente con la cumbre, su patrón de un lado es el gran Eremin, director de la Okhrana, y del otro, Vladimir Lenin, jefe indiscutible de los Bolcheviques. Es al servicio de Eremin y Lenin que Iossif-Koba se implicado en 1907 en el muy sucio asunto del asalto de Tiflis, atraco a mano armada hiper violento que termina mal, en el curso del cual se lamentan tres muertos y cincuenta heridos.



Bajos fondos


1909 es un año muy sombrío para el futuro Stalin. Primero, los Mencheviques de Tiflis acusan categóricamente a Iossif-Koba de ser un provocador. Se traslada a Bakú. Luego, una vez más "evadido" de un exilio vinculado a un asunto tenebroso, apenas vuelve a casa su mujer Katerina muere en circunstancias extrañas, que hacen creer en un suicidio. Iossif declara en el entierro que en lo sucesivo perdió todo sentimiento por la humanidad.


Poco tiempo después, Stepan Shahumian, futuro comisario del municipio de Bakú, apoyado por numerosos dirigentes del movimiento Bolchevique, acusa categóricamente a nuestro querido pequeño Iossif de trabajar para la Okhrana. En el curso de un interrogatorio, un policía torpe le hace saber a Shahumian que era Koba quien le había hecho arrestar. Iossif se libra temporariamente dando vuelta la acusación contra sus detractores. El comité decide hacer una investigación. ¡Azar puro, algunos días más tarde, los investigadores del comité son arrestados por la policía y deportados a los cuatro vientos! A finales de este año triste para nuestro héroe, su patrón Eremin es promovido y el sustituto de éste envía a Iossif a terminar sus penas en Siberia. Es la ley de las calamidades en serie. Iossif no encuentra nada mejor que hacer que violar a la viuda en cuya casa está alojado y la embaraza.


¡Iossif sube en el tanteador!

En 1911, Stepan Petrovitch Beletski, el nuevo director de la Okhrana, y Vladimir Illitch Lenin, jefe de los Bolcheviques, oficialmente persiguen un fin idéntico, es decir la división de las fuerzas revolucionarias en dos grupos opuestos, Mencheviques moderados por un lado y Bolcheviques radicales por otro. Beletski funda Pravda con dineros de la policía del Zar, con el fin de debilitar al periódico Luch, de los Mencheviques. Beletski y todas las policías secretas de la época se infiltran con una facilidad desconcertante en el partido de Lenin, a tal punto que un asunto muy gracioso se produce.


Después de su breve caída en desgracia, Iossif logró a volver a la cumbre de la Okhrana. Al principio de 1913, a consecuencia de algunas buenas maniobras, nuestro pequeño georgiano devino uno de los más grandes agentes dobles de la organización con Roman Malinovski. La lucha entre los dos es fuerte, tanto en la Okhrana como en el partido, y Iossif sufre de grandes celos con respecto a su rival, a quien a Lenin quiere con todo amor. El líder bolchevique apoya la candidatura de Malinovski a la Duma. Viendo esto, Okhrana decide amañar la elección y el protegido de Lenin es elegido diputado. ¡La policía secreta tiene en lo sucesivo un escaño en la asamblea, y no el menor, ya que Malinovski se hace jefe de los Bolcheviques de la Duma! Iossif está rojo de furia e intenta desacreditar a Malinovski ante Beletski, luego ante Lenin, pero sin éxito. ¡Todo el mundo quiere a Malinovski!


Frustrado, nuestro bello Iossif se alía entonces al Coronel Ivan Petrovitch Vassilief, alto oficial ambicioso de la Sección Especial de la Okhrana que cree que exponiendo la elección fraudulenta de Malinovski, hará rodar las cabezas de sus jefes y será promovido a su sitio. Este Coronel Vassilief comenzó su carrera en el Cáucaso, dónde estuvo encargado de fomentar pogromos antisemitas. Es a él que correspondió la distinción de honor de la primera distribución de la mezcolanza siniestra titulada Los Protocolos de los Sabios de Sion.



Autopsia de un pasquín best-seller

Todo comienza con una broma. Eugène Sue, el célebre autor de los Misterios de París, escribe en 1848 Los Misterios del Pueblo, una ficción sarcástica en la cual los Jesuitas conspiran para dominar el mundo. Es encarcelado, luego exiliado y su libro es prohibido. En 1864, Maurice Joly hace de él una adaptación absurda en la cual los Jesuitas son reemplazados por Napoléon III: Diálogo en los Infiernos.


Las mejores bromas son las más cortas, pero en 1895, Matvei Golovinski, agente de la Okhrana en París, vuelve a copiar la copia de Joly al ruso, y reemplaza a Napoléon III (por tanto a los Jesuitas) por los… judíos.1 El libro es editado en Rusia por Pavel Krushevan, tres meses después de haber dirigido el infame pogrom de Chisinau, en Moldavia. Golovinski vuelve a Rusia en 1917 donde se hace pasar por médico y … Bolchevique. Esto le da más bien resultado, ya que se vuelve delegado de soviet en San Petersburgo y consejero de Trotski. Los Protocolos son publicados en 1920 por el Times de Londres, en 1921 por Grasset en Francia y por Henry Ford en los EE.UU. Sirven también, por supuesto, de fundamento en Mein Kampf, el escrito emblemático que pone a Adolf Hitler en órbita en 1926.


El objetivo original de la maniobra, según el investigador ruso Mikhail Lépekhin, era convencer al Zar de los peligros de la modernización a la cual éste sometía entonces a Rusia, asociada con los grandes financieros judíos. Los Protocolos apuntaban totalmente a los socios capitalistas del Zar y como su publicación por la Okhrana parece haber formado parte de una vasta campaña, podemos sospechar a la policía secreta de haber trabajado, no para el Emperador de Rusia, sino para el enemigo natural de Rothschild.



Rebotes

1913 es un año importante en la vida de Iossif. Ayudado por una parte por Lenin y por otra por Beletski, entra en el comité editorial de Pravda y cambia su seudónimo. Firma desde entonces sus artículos con el nombre de su amigo: Vassilief. Cosa extraña, durante los pocos meses que dura su asociación con el Coronel Vassilief, Iossif se pone a desobedecer tanto a Beletski como a Lenin. Más bien que trabajar en dividir las fuerzas revolucionarias, preconiza su alianza. Hasta retrasa la publicación de artículos de Lenin. ¡Iossif se atreve pues a oponerse al mismo tiempo a la policía del Zar y al ejército revolucionario! Viniendo de un hombre al que la reputación de prudencia le calza como un guante, es casi apabullante. Es difícil no regocijarse por nuestro héroe soñando que a partir de este momento, cuenta sin duda secretamente con un nuevo aliado muy poderoso.

Hecho a tomar en cuenta en aquel momento, en 1913, Iossif utiliza por primera vez el seudónimo de Stalin, para firmar un pequeño artículo que trata el problema de las Nacionalidades. Ulcerado e inquieto a causa del comportamiento de su agente, Beletski lo hace exiliar a Siberia (con vivienda y salario) y exige a todas las secciones de la Okhrana transmitirle sus expedientes sobre el agente Koba. Recibe una verdadera montaña de informes.

Roman Brackman:
Beletski sin duda no imaginaba que este expediente era una bomba de efecto retardado de una potencia insospechada, ni que resurgiría del polvo y se convertiría en la puesta de complots y de purgas sangrientas, desencadenando convulsiones en todo el país y causando el sufrimiento de millones de personas.

Vladimir Lenin se entera de la deportación de su querido atracador y pide a … Malinoski de hacerlo evadirse. Éste se comunica pues con su director en la Okhrana para avisarle de la demanda de los Bolcheviques. Beletski teme ver reaparecer este agente, que se ha vuelto incontrolable, y hace trasladar a Iossif cerca del círculo ártico, a un campo "del que nadie se evade". Lenin, inquieto por todo tipo de rumores de infiltración, decide constituír un comité de contraespionaje, y confía la dirección a … Malinovski.


Desgraciadamente para este último, Beletski se hace senador en 1914 y su sustituto a la cabeza de la Okhrana corta los lazos con su agente estrella, a consecuencia de las maquinaciones del coronel Vassiliev. Malinovski es expulsado de la Duma y exiliado en Alemania. Volverá a San Petersburgo en 1918 y será detenido en el acto y ejecutado por Grigori Zinoviev.*



Los días felices de la guerra de 14

Todo va bien para nuestro pequeño Iossif, que la pasa despreocupado fuera del alcance de la guerra que prorrumpe en 1914. Hasta es liberado en 1916, al mismo tiempo que todos los presos políticos, que son reclutados de oficio en el ejército. En cambio, una intervención de la Okhrana le permite salir de allí indemne y pasa más bien los últimos meses de su exilio en una aldea apacible, lejos de los problemas.


En febrero de 1917, un levantamiento popular dirigido por los grandes rivales de los Bolcheviques consigue, contra toda previsión, derribar al Zar. Se acabó para la Okhrana. De la noche a la mañana, Koba pierde a su empleador de larga data. Salta a un tren y se va tranquilito a San Petersburgo, dónde Pravda lo reintegra a su comité editorial. Iossif mantiene perfil bajo durante unos pocos meses, esperando que nadie caiga sobre los rastros innumerables de su impresionante curriculum vitae en las filas de la policía imperial. El pequeño Iossif no es más gran cosa, de hecho, pero no hay que preocuparse demasiado por nuestro héroe. La providencia tiene ojo avizor. Una fuerza desconocida va pronto a propulsarlo hacia las cimas.










—————
Fuentes:



Wall Street and the Bolchevik revolution, Antony Sutton
Wall Street and FDR, Antony Sutton

Tragedy and Hope, Carroll Quigley

Staline agent du Tsar, Roman Brackman

The Unauthorized biography of George Bush, Webster Tarpley

http://dbpedia.org/page/Roman_Malinovsky"
http://dbpedia.org/page/Roman_Malinovsky

Wikipedia
http://en.wikipedia.org/wiki/The_Protocols_of_the_Elders_of_Zion#Emergence_in_Russia

http://www.phdn.org/antisem/protocoles/origines.html

L’origine des Protocoles des sages de Sion ; Les secrets d’une manipulation antisémite, Éric Conan, L’Express





Traduction : Rolando Lequeux

Aucun commentaire: