Friedrich Nietzsche

L'État , c'est ainsi que s'appelle le plus froid des monstres froids et il ment froidement, et le mensonge que voici sort de sa bouche : « Moi, l'État, je suis le peuple. »

Maxime Gorki

Le mensonge est la religion des esclaves et des patrons

mardi 22 juin 2010

El Siglo Malvado 1
William Walker

William Walker, nieto del teniente Lipscomb Norvell, y primo del senador John Norvell, debuta en su vida como periodista, pero se hace notar pronto en 1854 lanzándose, a la cabeza de un ejército de mercenarios, al asalto de las provincias mexicanas de Baja y Sonora. Seguidamente se proclama presidente de las mismas, hasta que el ejército mexicano lo rechaza hacia California.

No obstante eso, intentando aprovecharse de la guerra civil financiada por Inglaterra en Nicaragua, nuestro héroe se embarca con los hombres que le quedan y parte al asalto del país de América Central, que representa en esa época la única ruta que vincula a Nueva York y San Francisco. Será financiado por Cornelius Vanderbilt, quien seguidamente transportará gratuitamente refuerzos y equipo. El primero de setiembre de 1855, su inmenso y glorioso ejército de 350 hombres toma posesión del país. Después de unos meses de jugar al titiritero, se declara presidente de la República de Nicaragua.

Walker, un visionario serio para la época, se apresura a restablecer la esclavitud (prohibida en 1824), a reducir toda disidencia a la nada y a ceder todos los derechos nacionales posibles a sus compinches de Wall Sreet. Incluso organiza una elección en el curso de la cual no enfrenta ningún otro candidato, ganándola fácilmente (“si la tendencia se mantiene…”).

Su destino cambia cuando traiciona a Vanderbilt para favorecer a sus rivales Garrison y Morgan, quienes compran su lealtad con entregas de armas y oro. Harrison y Morgan reciben una carta de Vanderbilt: “Querido señores, se han ustedes propuesto engañarme. No los demandaré, la justicia es demasiado lenta. No, los arruinaré. Suyo afectísimo, Cornelius Vanderbilt”.

El poderoso Cornelius es rápidamente exitoso en aplastar a Walker organizando una coalición de los gobiernos vecinos, que seguidamente quedarán eternamente fieles y serviles polichinelas de Wall Street. Nuestro héroe se refugia luego inpunemente en los Estados Unidos. Sin embargo, en el curso de una última tentativa de conquista, el infatigable Walker será capturado por los británicos, entregado a Honduras, y ejecutado.

He aquí al menos una historia que termina bien.





—————
Fuentes
Les Armes de la Conquête de l’Ouest; Michel LesPart
Wikipedia : William_Walker_(soldier)
War in Nicaragua ; William Walker
Globalsecurity.org/military/ops/walker.htm



—————
Traduction : Rolando Lequeux

2 commentaires:

Gomeux a dit…

Des chances que Galéano tombe sur El Siglo Malvado?
Cooool!

É. a dit…

Claro que si !